MOTIVACIÓN Y LIDERAZGO: HERRAMIENTAS PRÁCTICAS*

23 jun. 2016

“A la cima no se llega superando a los demás, sino superándose a sí mismo.”

La motivación, es la gasolina que nuestro cerebro necesita para convertir nuestras intenciones en actos. Claro ejemplo el de esta Eurocopa, donde equipos humildes pero con jugadores inmensamente motivados por poder jugar una competición de esa importancia y representando a su país, están siendo capaces de obtener grandes resultados frente a equipos mucho más contrastados.

Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que si la motivación actúa en nuestras mentes a nivel individual, el liderazgo ejerce su influencia en el grupo. Y es por ello, que un liderazgo efectivo, conseguirá mantener a cada miembro de ese grupo motivado y convencido en trabajar de forma conjunta para conseguir las metas propuestas.


CREACIÓN DE UN BUEN CLIMA MOTIVACIONAL

“Lo imposible es aquello que no intentas.”

No existen pastillas ni fórmulas mágicas para conseguir estar motivado. La motivación depende de muchos factores (según cada persona), pero para poder mantenerla y desarrollarla de forma óptima y duradera, es necesario crear un clima motivacional que lo permita. ¿Cómo?

· Establecimiento de objetivos constante: objetivos que supongan un desafío pero alcanzables, que dependan de uno mismo y consensuados con la otra persona.

· Mirada interna: ayudarle a conocerse mejor a sí mismo para poder recordarle todo su potencial.

· Crear un clima de esfuerzo: valorar y atribuir los éxitos al esfuerzo y a la capacidad, y por otro lado, aprender de los errores o fracasos.

· Favorecer una orientación hacia el éxito: se consigue cuando intervenimos para reforzar las buenas acciones en lugar de hacerlo para castigar el error. De esta manera, esa persona estará motivada a conseguir una meta y no a evitar el castigo que conllevaría no conseguirla (con el miedo que eso implica).

· Potenciar el compromiso: que se sienta parte de ese proyecto.

· Buscar motivos: saber encontrar aquellos motivos que mueven a esa persona a intentar mejorar y llegar a una meta. Recordárselos será una buena forma de recargar pilas.

· Recordar la parte humana: preguntar sobre su vida, llamarle por su nombre, agradecer y en definitiva interesarse por alguien más allá del trabajo multiplica el rendimiento.


DIRIGIR VS. LIDERAR

“Ir juntos es empezar, mantenerse juntos es progresar, trabajar juntos es triunfar.”

Las diferencias fundamentales entre dirigir (jefe) y liderar (líder), residen en que cuando diriges, las personas te obedecen para conseguir unos resultados a corto plazo. Pero cuando lideras, el grupo actúa por convencimiento, porque valoran tu figura y el proyecto compartido que se ha generado.

Por tanto, ser capaz de orientarse hacia un liderazgo efectivo, supondrá tener a todo tu equipo implicado y conseguir que cada uno de ellos pueda aportar su máximo potencial. Para ello:

· Convencer vs. imponer: ser capaz de que el grupo crea en tu discurso en lugar de actuar por una orden. Para ello, será importante hacerles partícipes y consensuar determinadas decisiones en lugar de imponerlas.

· Delegar: no significa eludir responsabilidades, sino confiar en la capacidad del resto de tu equipo.

· Ejemplo y referente: un buen líder es un ejemplo para todos en cuanto a su esfuerzo, su potencial y los valores que quiere representar. Además, es una persona asertiva, que transmite seguridad.

· Buen motivador: para liderar es imprescindible motivar. Una persona motivada, es una persona convencida y con rendimiento (podemos aplicar los consejos detallados en el apartado anterior).

· Empatía: una cualidad fundamental es tener la capacidad de empatizar con la otra persona, es decir, entender sus situaciones conectando con su parte más humana.

· Generar un clima de confianza y optimismo: significa apostar por el aprendizaje, tolerar el error, confiar en tu gente y generar un proyecto donde las personas puedan desarrollarse sin centrarse exclusivamente en los resultados.

· Trabajo en equipo: potenciar la cooperación y el trabajo en equipo en lugar de las individualidades y el egoísmo.





No hay comentarios :

Publicar un comentario